Desde el 19 de septiembre de 2016 en esta web ya no se comparten más tracks. La cuenta de wikiloc, donde había centenares de rutas subidas, ha sido desmantelada por iniciativa propia a causa de acontecimientos por los que no merece extenderse. Por este motivo en las publicaciones anteriores a la fecha indicada, donde pone "Descárgate la ruta aquí", no llegaréis a buen puerto.

15 DE SEPTIEMBRE DE 2012: VELETA (3396M) - MULHACÉN (3478M) DESDE POQUEIRA

DISTANCIA: 25.55 KM
ALTURA MÍNIMA: 2500 M
ALTURA MÁXIMA:  3478 M

(Track Hoya del Portillo al refugio Poqueira: AQUÍ -a la vuelta se siguió el mismo itinerario)
DESCÁRGATE LA RUTA AQUÍ




4 comentarios:

  1. Un poco mas y te los cargas. Felicitaciones varias. Salu-dos.-

    ResponderEliminar
  2. jejeje... bueno bueno... jejejeje... Ha sido con diferencia la prueba más dura a la que me he enfrentado por varios factores a considerar...

    Pero ya estoy deseando volver. Queda pendiente siete lagunas y La Alcazaba. Ya iré mejor preparado, más escarmentado, más consciente de aquello a lo que me enfrento y sobre todo más fuerte.

    Hasta pronto jgcamino.

    ResponderEliminar
  3. Por fin , llevaba tiempo oyendo que irias por alli, pues nada a ver si a la próxima vamos junto, seria buena señal. Saludos y enhorabuena. Preciosa la frase fina del video aunque contundente.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Salvador. Habrá una próxima vez, te lo aseguro. Tengo que hacer siete lagunas y Alcazaba. Y quiero volver a subir de nuevo el Mulhacén.

    Físicamente sufrí mucho, me pasó factura el mal de altura. Antes de salir tenía un poco de fiebre y el día antes no pude dormir nada: ritmo cardiaco muy acelerado. Además de cansarme más rápido noté mayor deshidratación de lo normal. Está claro que no me aclimaté a la altitud como debiera, mi cuerpo no respondió como desearía.

    Por lo demás, un calor infernal, pero infernal de infernal, que sin duda fue haciéndome trizas hasta el punto de que llegué a temer por una insolación que me tumbara; y de hecho tuve insolación pues por la noche la piel me ardía. Nunca en mi vida lo he pasado tan mal con el sol, y eso que yo hago rutas con sol de lleno, pero esta me ha llevado al límite. Y es que el Mula lo empezamos a subir sobre las 17 horas, cuando el sol pegaba más fuerte. En ese momento llevábamos más de 1000 metros de desnivel en las piernas.

    En fin, he aprendido mucho de la montaña. Y sobre todo de mí mismo. Ha sido una experiencia inolvidable y a pesar de todo lo que cuento me lo pasé genial: no lamento cada minuto, ni cada segundo, que pasé allí.

    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar

Quien siempre se ha tratado a sí mismo con mucha indulgencia acaba por enfermar a causa de ello. ¡Alabado sea lo que endurece!
Friedrich Nietzsche