Desde el 19 de septiembre de 2016 en esta web ya no se comparten más tracks. La cuenta de wikiloc, donde había centenares de rutas subidas, ha sido desmantelada por iniciativa propia a causa de acontecimientos por los que no merece extenderse. Por este motivo en las publicaciones anteriores a la fecha indicada, donde pone "Descárgate la ruta aquí", no llegaréis a buen puerto.

5 DE OCTUBRE DE 2013: XVI TRAVESÍA DE RESISTENCIA SUBBÉTICA CORDOBESA (INCOMPLETA)

DESCÁRGATE LA RUTA AQUÍ

Tuve que retirarme en el kilómetro 45 por problemas físicos muy a pesar mío. Pudo haber sido -era el último trecho, el último desnivel lo que me faltaba-, podría haber dado el último empujón, pero eso habría supuesto lastimarme y joderme las rodillas, que me dieron por saco desde el principio prácticamente: lo mejor era ser sensato, y viendo cómo llegaron muchos de los participantes creo que ese día al menos en una cosa acerté. Supongo que fue por la mala elección del calzado o simplemente porque no fue mi día, no fue por falta de entrenamiento. Fuera por lo que fuera, está claro que aprendí mucho ese día y que esto de las travesías engancha. Da gusto ir a sitios donde la gente realmente quiere andar y lo vive con pasión.

Esta ruta es cerrada. Para realizarla se debe pedir permiso a varios particulares, e incluso el Club Tiñosa, organizador del evento, tuvo que pagar a alguno de ellos. También pasamos por zonas donde hay que pedir permiso al parque de la Subbética.

Mi agradecimiento al Club Tiñosa por sus esfuerzos organizativos. Muy buenos avituallamientos, y el gazpacho y el arroz de la comida fueron exquisitos. También mi agradecimiento a una simpática chica granadina que por momentos fue la que le daba impulso a mi cabeza a seguir y despistar el malestar de las rodillas, también a Babel y Almudena, que me estuvieron mimando y acabaron la travesía como dos auténticas campeonas.

¡Nos vemos en las montañas!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien siempre se ha tratado a sí mismo con mucha indulgencia acaba por enfermar a causa de ello. ¡Alabado sea lo que endurece!
Friedrich Nietzsche