Desde el 19 de septiembre de 2016 en esta web ya no se comparten más tracks. La cuenta de wikiloc, donde había centenares de rutas subidas, ha sido desmantelada por iniciativa propia a causa de acontecimientos por los que no merece extenderse. Por este motivo en las publicaciones anteriores a la fecha indicada, donde pone "Descárgate la ruta aquí", no llegaréis a buen puerto.

27 DE JUNIO DE 2015: LAJA DE LA ZARGA (O DE LAS ALGAS), HOGAR DEL BUITRE LEONADO.

DESCÁRGATE LA RUTA AQUÍ






La Laja de la Zarga o de las Algas es uno de los lugares más bellos de todo el Parque Natural del Estrecho. Estas lajas forman una espectacular pared que desde su base parece inquebrantable.

Comenzando la ruta rápidamente vemos los perfiles que forman estas lajas, sintiendo y observando la omnipresente mirada del Buitre Leonado, auténtico dueño de este enclave; siendo su hogar, siendo el lugar donde estos maravillosos buitres se dan la mano generación tras generación. Y que así siga siendo.

Llegados a una caseta que sirve como punto de observación de aves iremos directamente a las lajas (Aviso de que en este lugar está prohibida la escalada). Seguidamente llegaremos a un punto donde tendremos que usar un poco las manos, pero nada serio.

Ya metidos entre las lajas observaremos mejor ciertos detalles, andando entre helechos y rozándonos con alguna jara pringosa. El lugar es de conmovedora belleza, ofreciendo al aventurero una gran experiencia visual. Podremos ver sierras cercanas, como la de San Bartolo o la de Salaviciosa, cerca de Facinas, entre otras.

Desde el punto más elevado de esta ruta podremos observar al Yebel Musa en África, a la ciudad de Tarifa y a su Isla de Las Palomas, además de otros lugares de la zona, como uno de los perfiles de la Sierra de San Bartolo, de muchas caras, enseñando sus interesantes formas pedregosas.

Abandonando esta zona elevada llegamos a un murito de piedras. Yo decidí pasarlo, teniéndolo así a mi izquierda, yendo ya en bajada. Podéis permanecer con el muro a vuestra derecha, así no tendréis que pasar por debajo de una valla poco después. Esta bajada tiene una pendiente interesante, por lo que hay que tener cuidado al bajar, buscando los mejores pasos. Posteriormente enlazaremos con una pista asfaltada, que nos llevará hasta el punto de inicio de este paseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien siempre se ha tratado a sí mismo con mucha indulgencia acaba por enfermar a causa de ello. ¡Alabado sea lo que endurece!
Friedrich Nietzsche