Desde el 19 de septiembre de 2016 en esta web ya no se comparten más tracks. La cuenta de wikiloc, donde había centenares de rutas subidas, ha sido desmantelada por iniciativa propia a causa de acontecimientos por los que no merece extenderse. Por este motivo en las publicaciones anteriores a la fecha indicada, donde pone "Descárgate la ruta aquí", no llegaréis a buen puerto.

14 DE SEPTIEMBRE DE 2015: HOYO DEL MORO Y EL HONDÓN DESDE EL CUARTÓN

DESCÁRGATE LA RUTA AQUÍ
Ruta relacionada aquí


Bonita ruta por el Parque Natural del Estrecho. Un recorrido atípico, alejado de los trazados clásicos.

La ruta transcurre por terrenos privados. Tuve la oportunidad de hablar con una mujer mayor, campera toda la vida, muy preocupada por su parcela y sus animales, que me dijo que no había problema porque andara por el monte, incluso me dio algunas indicaciones y me habló del pasado de esa zona, cuando los caminos estaban cuidados. El encuentro coincide con el waypoint que pone "Perros ladradores, poco mordedores".

Estuve hablando largo rato con interesante mujer, contándome ella sus pensamientos y algunas inquietudes sobre esta modernidad que nos aplasta y que hace parecer todo lo que no sea moderno algo retrógrada y antiguo. Me lo contaba casi sin venir a cuento pero de forma natural. Interesantes sus reflexiones sobre la mujer de ahora, la del siglo XXI y porque yo lo valgo, y la inmigración, que parece un tema que hay que aceptar sí o sí, que me dejaron boquiabierto. Le dije a la mujer que sus pensamientos me parecían sanos. Pero mejor no profundizar en esto, por no herir las mentalidades más progres, ¡pero qué encuentro tan extraordinario! En el campo aún hay resistencia identitaria.

Bien, después de esta digresión informar que la ruta transcurre por huellas de sendero más o menos claras. Es un apacible paseo al que se le pueden añadir muchas variantes. Es de lamentar cómo los caminos no se cuidan.

Nos vemos en las montañas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quien siempre se ha tratado a sí mismo con mucha indulgencia acaba por enfermar a causa de ello. ¡Alabado sea lo que endurece!
Friedrich Nietzsche